El amor surge de la novedad y la pasión de los primeros momentos románticos con nuestra pareja, pero esto no garantiza que vaya a ser siempre así. Lo importante es mantener y desarrollar la relación para que conforme avanzamos no surja la rutina y la monotonía. La rutina suele llegar transcurridos varios años de relación y es uno de los enemigos más importantes. Con el paso del tiempo vamos dando por hecho la relación y nos olvidamos de expresar nuestros sentimientos a la pareja, con gestos de ternura y actos de dedicación.
Cuando terminamos exhaustos de nuestro día no dedicamos ni un minuto a compartir nuestras anécdotas con la pareja y el sexo lo dejamos a un lado hasta que se vuelve casi inexistente. Si esto se mantiene durante un tiempo prolongado, no debemos extrañarnos que surja el aburrimiento y pueda tapar todo lo bueno que hay en la relación.
La rutina surge cuando no hacemos nada diferente, cuando no ponemos pasión ni adrenalina en las actividades que hacemos. Esta se puede convertir en un miedo.
Para mantener viva la relación no hay un secreto mágico ya que cada pareja tiene que buscar qué es lo que han perdido y encontrar alternativas novedosas y excitantes. Esto requiere de mucha dedicación y perseverancia por ambas partes de la pareja. No debe suponer una obligación, ya que es algo que se desea para que la relación no se convierta en aburrida.
Una gran aliada para vencer la monotonía es la motivación, ya que si se la transmitimos a nuestra pareja provocaremos en ella comunicación e interés por cambiar la situación. Sin embargo, cuando sólo una de las partes muestra motivación, es posible que se llegue a terminar la relación, ya que puede ir perdiendo su interés al ver que la otra parte no se implica y puede aparecer el aburrimiento, la apatía y la desilusión.
Para que la rutina no se apodere de la relación, me voy a permitir dar unos consejos para evitarla.
Gestos románticos. Dar muestras de cariño en cualquier momento del día, y si nuestra pareja no nos muestra afecto, podemos pedírselo.Demostrar. No solo basta con decir “Te quiero” o “Te amo” sino que hay que asegurarse de que nuestra pareja lo sepa y lo sienta.Conversar. La comunicación y la complicidad son fundamentales. Hazle saber que necesitas su amor y comprensión.Reforzar. Mostrar un interés real por lo que hace nuestra pareja y motivarla a que siga adelante. Es fundamental la admiración mutua.Perdonar. Tan básico es pedir perdón como aceptar el perdón de nuestra pareja.Agradecer. Cuando hagan algo que les guste y les haga sentir bien, den las gracias a la pareja para que tenga ganas de seguir haciendo cosas por nosotros.Escuchar. Nunca se presta demasiada atención a nuestra pareja y es importante hacerla sentir importante.Sonrisas. Estar siempre sonriente y tener una buena actitud puede cambiar una situación aburrida por una alegre y divertida.Sorprender. Las sorpresas alegran la vida y cualquier momento es bueno para romper con la rutina. Cualquier pequeño detalle puede ser una gran sorpresa.Esquemas. Romper los hábitos seguro que te ayudará a salir del aburrimiento.Viajar. Planear una escapada, ya sea a un pueblo cercano un fin de semana o a un lugar lejano un par de semanas.Tiempo de calidad. Compartir un tiempo al lado de nuestra pareja sin distracciones ni interrupciones.Fechas especiales. No esperar a que sea una fecha como el aniversario, su cumpleaños o San Valentín para proponer nuevas aventuras.Ocio. Realizar actividades juntos y compartir el tiempo de ocio en pareja. O incluso comenzar algún hobbie que tenga un interés mutuo.Curiosidad. Mantener la curiosidad por conocerse mutuamente, ya que con el tiempo se va creciendo personalmente y van cambiando cosas que el otro debe saber.
Estos consejos son automáticos en los primeros momentos de la relación, porque estamos en la fase de enamoramiento. Lo que tenemos que tener en cuenta es que no se deben perder con el paso del tiempo. El romper con la rutina de pareja nos hará crecer en el terreno amoroso y sería el camino hacia la felicidad.
1
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by